El karma volador

Tengo varios artículos en mente que os iré compartiendo según vaya estructurando.  Uno de ellos tiene que ver con el arquetipo de la diosa madre.  En él estaba pensando anoche cuando me retiré a mis aposentos.  Con consecuencias bastante surrealistas que os relato a continuación.

Justo antes de apagar el ordenador para irme a dormir, estuve trasteando por el FB.  Lo último que vi fue esta viñeta de Miss Borderlike.  (A veces el humor burráncano me arranca la carcajada).

17457535_276871406058162_1564275388471984430_n

Mi subconsciente, que va a su bola y hace unas asociaciones muy curiosas, me lió una de las suyas.

Sigue leyendo “El karma volador”

El hombre primitivo no era tan primitivo.

Últimamente pienso que, a lo mejor, el hombre primitivo no eran tan primitivo.

Tenemos la puñetera manía de considerar que los hombres primitivos prehistóricos (entendiendo por historia el período del cual tenemos referencia escrita) eran unos seres desarrapados, sucios y medio lelos, que se arrastraban por el mundo como podían.

No hablo de los neanderthales (no tenemos registro histórico de cómo eran ni de cómo era su cultura, sólo nos quedan algunos huesos y un poco de herencia genética).  No.  Hablo del homo sapiens sapiens, nuestra especie.  Una especie que, según la arqueología ortodoxa, lleva unos doscientos mil años dando tumbos por el planeta.

Sigue leyendo “El hombre primitivo no era tan primitivo.”

Las 3 claves (y 1/2) del desarrollo personal

Hola, me llamo Mariluz Ortega y tengo un chiringuito orientado al desarrollo personal: El Bosque Mágico de Ávalon.

Así va (de momento) mi “elevator speech”, que es el que ha tirado de la manta para escribir este artículo.  “Elevator speech” es ese un mini discurso que, según los gurús del emprendimiento, debe resumir concisa y claramente a qué te dedicas.

Por ejemplo: “me llamo Darth Vader.  Soy un Lord Sith especializado en ayudar a los emperadores a dominar la galaxia mendiante el uso indiscriminado del lado oscuro de la fuerza”.

Bien claro y bien conciso.  (Cualquiera le lleva la contraria; te suelta lo de “su carencia de fe resulta molesta” y te deja la tráquea hecha un cromo.)

elevader-speech

Sigue leyendo “Las 3 claves (y 1/2) del desarrollo personal”

Masculino sagrado, la esencia.

Os comparto este texto sobre el masculino sagrado que me acabo de encontrar.

“La esencia masculina sagrada

Todos los hombres tienen la esencia del verdadero masculino, una esencia tan profunda y poderosa, tan pura y protectora, que envuelve a toda la tierra en la seguridad de sus brazos. Es la cualidad sobre la que se ha escrito desde tiempos antiguos, en todos los mitos a través de las eras – es la esencia del héroe.

Este héroe es un hombre humano, sin superpoderes, excepto por su corazón puro, su integridad, su sabiduría y valentía, y el código de honor grabado en su propio ser.

Sigue leyendo “Masculino sagrado, la esencia.”

Enfrentamiento de género.

Esta semana me he puesto delante un montón de… ¿Cómo llamarlo? “Odio” es demasiado fuerte. “Enfrentamiento” es la palabra que más se acerca. Enfrentamiento de género. Desde el autobús naranja de marras que todos conocéis, hasta un video en el que una mujer culpaba a los hombres de la violencia de género y les exigía que, ya que ellos la generan, que lo arreglen entonces ellos.

Para mí todo esto es un síntoma. Un síntoma de un rechazo generalizado hacia lo femenino. No se le considera ni se le tiene en cuenta. Y esto se personaliza en la mujer, que es quien lo encarna en este momento.

Sigue leyendo “Enfrentamiento de género.”

¿Cómo se mide el crecimiento o desarrollo personal?

Se supone que “El Bosque Mágico de Ávalon” es un lugar dedicado al crecimiento o desarrollo personal, desde la creatividad y el juego. (Al menos es lo que siempre digo cuando intento describir de qué va este proyecto).

Pero ¿cómo se mide el crecimiento/desarrollo personal?  Llevo semanas dándole vueltas a ese tema.

También llevo meses leyendo blogs de emprendimiento y he visto que, en casos como este, los expertos siempre recomiendan acudir a personas que tengan cierto grado de “autoridad” en la materia.

Por una vez en mi vida, he decido hacer caso a los expertos y he preguntado a la que, para mí, es la mayor la experta en materia de crecimiento.

¡¡ Y me ha contestado !!

Sigue leyendo “¿Cómo se mide el crecimiento o desarrollo personal?”

La Sonrisa de la Vida.

La Sonrisa de la Vida es un curso de Realización personal.

Un taller muy especial, fruto de toda la experiencia y sabiduría acumuladas por Benito Pérez a lo largo de los últimos años.

10423735_10204119005274162_3555502052503625319_n

¿Para qué sirve este curso de “La Sonrisa de la Vida”?

Déjame hacerte un par de preguntas muy sencillas:

  1. ¿Tienes al menos un objetivo posible en tu vida que quieras conseguir?
  2. ¿Estarías dispuesto a dedicar un solo día de este año (24 horas) para alcanzar ese objetivo?

Sigue leyendo “La Sonrisa de la Vida.”

Reconectando con la vida.

Estamos ya en febrero, hemos pasado la fiesta de Imbolc y la primavera se acerca.  Con ella, la Pascua de resurrección.

Y yo siento que estoy volviendo a la vida después de unos cuantos años de letargo total.  Me he despertado a fuerza de guitarrazo y baquetazo, gracias a esta monumental versión del “smell like teen spirit” de Nirvana.

Han hecho falta mil músicos pirados, entregados y conectados, pero ha surtido efecto.

Receptividad versus exigencia.

Hoy, en “femenino revenío” hablaremos de “receptividad versus exigencia”.  (A veces me siento como Coco en Barrio Sésamo).

Una de las cualidades típicas de lo femenino es la receptividad.  Insisto “güanmortaim”: cuando hablo de “femenino” no estoy hablando sólo de las mujeres.  “Femenino” y receptivo tenemos todos.  Y, cuando esa cualidad se “reviene”, pasamos a su cara B: la exigencia.

Sigue leyendo “Receptividad versus exigencia.”