El efecto NOMPILOF

Suena a experimento científico realizado en alguna universidad ex-soviética pero no, en realidad, el efecto NOMPILOF es algo muy nuestro.

AVISO:  El siguiente artículo contiene lenguaje explícito y puede herir la sensibilidad del lector. Está escrito en clave de humor pero si comes ajos, mejor no lo leas, por si te picas.

El efecto clásico

Este efecto NOMPILOF se aplica en la física clásica a esas collejas espontáneas que nacen en unas circunstancias muy concretas del espacio-tiempo newtoniano: justo cuando acabas de terminar de fregar el suelo y viene algún listo y te lo pisa antes de que se seque.

Es esa guantá con la mano vuelta que surge de las profundidades de tu transgeneracional, con cuya energía de por lo menos 300 ancestras se podría iluminar una ciudad de 10.000 habitantes durante dos días enteros.  (Ríete tú de los reveses de Nadal).

El efecto cuántico

En la física moderna el efecto NOMPILOF es, paradójicamente, más conservador.  Y se aplica a circunstancias más sutiles.

Sí, lo has adivinado, estamos hablando del famoso efecto “NO Me PIses LO Fregao”.

Aplicado en lo sutil, este efecto es el que te llevaría a rodear de alambre de espino una zona en la que acabas de hacer una limpieza energética (por poner un ejemplo típico).

También se aplica cuando sales de una sesión de limpieza de aura más impoluto que un niño Jesús y te toca traspasar ese peligroso umbral (en plan puerta negra de Mordor) que separa la sala del terapeuta, llena de buenas vibraciones, mantras e inciensos, del contaminado y amenazador mundo “real”.

No toques ¿por qué tocas?

Sales de tu sesión de limpieza mirando con recelo a todo el mundo porque, chica, se ducharán mucho pero, menudas auras que me llevan…

No sabes ya ni cómo protegerte.  Entre piedras, amuletos y leches, ya puede hacer viento, que no te vuelas.

A la que llegas a tu casa, te dan ganas de volver corriendo a la consulta porque sientes que te has contaminado a base de bien con todas las vibraciones de la gente chunga que te has encontrado por la calle.

Limpieza de memorias

Ni te cuento cuando te haces una limpieza de útero “a fondo”.  De esas que se cargan de un plumazo todas las memorias energéticas de todos los cabrones de tus ex amantes de todos los tiempos, vidas y dimensiones.

no me pises lo fregao
Imagen de https://i.pinimg.com/736x/f2/8a/6f/f28a6f73e830230d208a5cae37825093.jpg traducida por servidora.

En esas circunstancias de útero prístino ¿cómo coños (nunca mejor dicho) te acuestas con alguien otra vez sin pasarle por un sahumerio, dos cajas de inciensos y una ducha química o algo?  A saber qué memorias trae de todas las energúmenas con las que se haya acostado este…  A ver si me va a pegar los patrones de su archi ex o algo, que los condones no protegen de esas cosas.

Protección contra las ETE

Esto es así, chicos y chicas: tenemos medios para protegernos medianamente de las ETS, sí, pero ¿y de las ETE (Enfermedades de Transmisión Etérica)?  ¿Cómo nos protegemos de las ETE?

Antes lo tenías relativamente fácil: te metías en un convento y oye, toda la vida con el útero como la patena.  Pero hoy en día hay una excasez de conventos alarmante.

En serio.  Si quieres ingresar en uno te tienes que ir a África por lo menos y, vale que el teletrabajo facilita un poco las cosas, pero en esos sitios no suelen tener ni ADSL ni fibra óptica ni cobertura de móvil ni nada.

Te ves en la tesitura de emigrar, de elegir entre tú o tu útero.  No es justo.

A vueltas con el patriarcado otra vez

Y es que limpiezas de útero (imagino que serán limpiezas en seco pero no lo sé porque no me he hecho ninguna) hay muchas pero ¿en algún momento habéis visto algún  anuncio de talleres de limpieza de penes o de próstatas (por decir algo)?

Hale, otra vez con el patriarcado a cuestas… que parece que las únicas que limpiamos somos las mujeres.

Hombre por favor, que así no vamos a acabar nunca.  Si hay que fregar, se friega.  Pero, fregar “pa ná” es tontería…

¿Para cuándo un aura pirolítica?

Sería un detalle que los nuevos modelos de útero (y de aura, ya que nos ponemos) fueran de esos pirolíticos, autolimpiables.  Más cómodos y funcionales, dónde va a parar…  Así no tienes que depender de péndulos hebreos, inciensos ni sahumerios (que sí, vas por el metro temiendo contaminar tu aura pero no sabes el pestazo a humo que llevas…)

Ya hubo experimentos al respecto en la Edad Media pero no controlaban del todo la tecnología y salieron un poco de aquella manera.  La pirólisis acababa descontrolándose y las mujeres ardiendo enteras.  No es plan.

Además, que no eran limpiezas voluntarias, que te obligaban a participar en sus experimentos sin pedirte consentimiento ni nada.

La piradura de olla definitiva.

Si hasta aquí he sido bestia, me voy a poner más bestia todavía (que ayer me recomendaron sacar a la bestia a pasear).  Aunque me caigan las collejas a espuertas…  Y es que acabo de caer en algo tan curioso como simbólico.

A la entrada de cada casa suele haber un instrumento muy útil y eficaz para limpiarse los pies de barro y guarrería y no ensuciar demasiado el suelo ¿verdad?

Bienvenido a la República Independiente de tu Casa

Y además, dicen los de biodescodificacion que el útero es la casa.  Para más inri.

Entonces ¡¡¡ ¿Por qué hemos eliminado esos maravillosos aditamientos de los umbrales de nuestras casas? !!!  No es ya que te pisen lo fregao, es que te van dejando los pegotes de barro por el pasillo…

Si no has hecho la misma asociación mental porque tu mente es más limpia que la mía, esa imagen espeluznante que te ahorras (nunca mejor dicho, lo de “espeluznante”).

no me pises lo fregao

Un respeto.

Así que, por favor, de aquí en adelante… un respeto por la casa de cada cual, que es un lugar sagrado.  Se respeta lo fregao hasta que se seque y se limpia uno los pies (o el aura o lo que sea) antes de entrar, que es de buena educación.

Si tienes algo que decir, aprovecha y cuéntanos.