junio 8

0 comments

Enciende tu propia luz en medio de este eclipse.

En realidad, se supone que no hace falta encender nada porque esa luz ya está encendida.  El problema que solemos tener (según los místicos) es que no nos damos cuenta de ello.  Por eso un eclipse de Sol nos proporciona un momento metafórico perfecto para localizar nuestra propia luz: en la oscuridad que nos brinda la ausencia de luz solar y de su reflejo lunar, es mucho más fácil localizar cualquier otra luz, por pequeña que esta pueda ser.

Al igual que en las noches de luna nueva es mucho más fácil ver las estrellas, podemos aprovechar este momento para conectar con nuestra propia luz interior, siguiendo el hilo de las anteriores Consejas, que nos invitaban a conectar con la energía de nuestra propia Fuente interna.

Solo hay que traspasar el miedo.  Ese miedo ancestral que se ha apoderado siempre de la Humanidad en momentos como estos, que interpretábamos como ominosos y amenazadores.  Para ello podemos anclarnos en emociones de gratitud, por ejemplo.  Te lo cuento en el vídeo de las Consejas:

Y aquí te dejo una segunda lectura, por si no tienes tiempo de ver el vídeo.

Antes de nada, te preguntaría:
¿Qué entiendes por abundancia y por bienestar emocional?

Y ahora, vamos a la tirada…

¿Te sientes excluid@ de esa imagen de abundancia y bienestar emocional?

A lo que, a lo mejor, me querrás preguntar tú a mí si me he vuelto loca o qué me pasa.  ¿Cómo me voy a excluir yo de lo que más quiero?  Pero a veces lo hacemos.  Sobre todo cuando tenemos creencias limitantes en plan «no me lo merezco«. 

Inconscientemente, a veces nos negamos lo que más deseamos con todos los «esques« del mundo: «es que soy demasiado joven«, «es que ya estoy mayor«, «es que no tengo dinero«, «es que no tengo conocimientos«, «es que yo no valgo para eso«, «es que a mí eso no se me ha dado nunca bien«… Y, como estos, todos los «esques» que te puedas imaginar.

Detrás de todos esos «esques», suele haber sensación de falta de merecimiento pero, sobre todo, miedo.  Mucho miedo.  Miedo a que no salga bien, a hacer el ridículo, a no conseguirlo…  Pero todo eso no hace que tu deseo se esfume por arte de magia y cuando el deseo y el «esque» conviven, lo que se genera es una frustración creciente que se va acumulando y que puede degenerar en rabia o incluso en depresión.

Bueno.  No pasa nada.  Somos humanos y, a veces, caemos en nuestras propias trampas.  Lo importante es darnos cuenta, y este es un momento estupendo para hacerlo y también para revisar esas rabias y frustraciones que acumulamos para ver si nos hemos dejado a nosotros mismos al otro lado de esa verja que nos lleva a nuestros sueños.

¿En qué parte de tu vida te ves como un «outsider» y te dejas fuera de la posibilidad de cumplir tu sueño?

«Serás como una luz que alumbre TU CAMINO«.

No sé por qué, pero mirando la carta del arcano IX de la tirada Zen de Osho de las Consejas, me ha venido a la mente este verso de la canción de Nino Bravo y lo he adaptado un poco.

No estás solo, estás contigo.  Tú estás siempre ahí.  Los demás pueden estar o no, pero si tú estás presente y te acompañas… ¿te puedes sentir solo?  ¿De dónde viene esa sensación de soledad?  ¿De dónde viene entonces ese vacío que a veces sentimos?  Esta es también una oportunidad estupenda para explorar estas cuestiones.

De hecho, en un momento tan perfecto como cualquier otro para ser consciente de todo lo que has avanzado hasta ahora, así como también para para sentir y reconocer esa Luz interior

Y por último pero no menos importante, para revisar tu camino.  Ya que tienes esa luz de tu consciencia para alumbrarlo…

¿Qué patrones se te hacen evidentes?

Gracias a esta revisión tal vez puedas darte cuenta de cosas que se repiten y de por qué o para qué las repetías.  Y gracias a ese darte cuenta, tal vez puedas dejar de hacerlo.

O tal vez sea la vida la que te diga «hasta aquí hemos llegado, esto se acabó«.   Y, aunque al principio esa ausencia genere un vacío, puede que sea lo mejor para ti si le dejas espacio.

Para que esto no te cause angustia, las dos cartas del inicio de la tirada nos recuerdan la importancia de anclarnos en emociones de gratitud y de abundancia.  Incluso hacia esos patrones tan molestos y de los que estamos ya más que hartos.  Seguramente tuvieron su función, pero es el momento de dejarlos ir.

¿Quieres que te avise cuando salgan Consejas nuevas?
Solo dime tu nombre y a qué dirección quieres que te las mande.

* Soy Mariluz Ortega García (DNI 51674866F) responsable de cuidar tus datos como a mis hijos. Con tu consentimiento formarás parte de la lista de suscritos de este Bosque avalonero. Podrás darte de baja cuando quieras así como modificar datos y preferencias llamando al 912991011 o escribiendo a mariluz@elbosquemagicodeavalon.es.  Prometo solemnemente no ser cansina.  Ante la duda, consulta la política de privacidad

You may also like

En relación a las relaciones.
MASCULINIDAD TÓXICA

Cuéntame: ¿cómo lo ves tú?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
A %d blogueros les gusta esto: