El ego espiritual.

Aprovecho todo el mogollón del cogreso “Being One” para reflexionar un poco sobre las trampas del desarrollo personal.

Os dejo con Borja Vilaseca, que lo explica muy ricamente.  Lo hace con mucha gracia y desde el eneagrama, pero da igual que no sepas de qué va la vaina.  Seguro que te puedes sentir reflejado en más de una…  😉  A mí me ha pasado.

 

Si tienes algo que decir, aprovecha y cuéntanos.