Francisco (lectura de Registros Akáshicos)

CONSEJAS

25 Oct 2021
Mariluz Ortega

No sé por qué, pero después de grabar las Consejas me venía todo el rato el famoso lema de Buzz Lightyear en la película "Toys".  Sí, aquello de: "Hasta el infinito...  ¡Y más allá!"

Supongo que porque la tirada me habla justamente de eso: de ir "más allá".  Más allá de nuestro estado habitual, de nuestros pensamientos habituales y de nuestros patrones de comportamiento.  ¿Para qué?  Como siempre, para acercarnos más a esa vida que realmente deseamos pero, sobre todo, para soltar lastre.

Viendo la tirada después de terminar la grabación, me daba la sensación de que esta nos invitaba a realizar un interesante viaje y ese es el hilo que voy a utilizar para las "consejas escritas".  Empezando por la última carta:

3.  Si celebrar la vida quieres...

Las muchachas de la última carta de la tirada danzan felices bajo la lluvia.  El suelo está empapado, el cielo está cubierto, hace viento...  Lo típico sería decir que "hace un día de perros" y dejar que eso te amargara la vida.  Pero ellas danzan y se ven hermosas, entregadas, extáticas.

¿No será que esta carta nos recuerda que podemos vivir así la vida si así lo decidimos?  ¿Pase lo que pase?  ¿Haga solecito o llueva?  ¿Será que podemos decidir celebrar nuestra mera existencia independientemente de nuestras circunstancias?  

Como dicé José Mota: "pero... ¿y si sí?"  ¿Y si fuera posible vivir así la vida, en continua celebración?  ¿No querríamos todos vivir de esa manera?  Probablemente, sí, pero... ¿tú ves mucha gente así?

Afortunadamente, cada vez hay más gente que es consciente de querer eso y que está haciendo todo lo posible para conseguirlo, pero la mayoría seguimos pensando que nuestra felicidad depende de circunstancias externas.  Pensamos que seremos felices si nos toca la lotería, si logramos ese ascenso, si pesamos x kilos, si fulanito/-a nos hace caso y nos ama...  Y nos quedamos en la segunda carta, en la mente, sin llegar nunca a vivir la vida en celebración que nos muestran las tres mozas del final de la tirada.


2.  Atravesar el laberinto de tu mente debes.

Primero Buzz Lightyear y ahora Yoda.  Estoy de un peliculero...  Bueno, es que soy muy peliculera yo.  No en vano me paso la vida viendo pelis y series.  En fin, a lo que vamos.

Para atrevernos a vivir una vida de celebración, tenemos que pasar por la segunda carta y revisar todos esos mecanismos mentales que vemos en la cabeza del personaje que aparece en ella.  Condicionamientos, juicios y prejuicios... Miedos, vergüenzas y creencias...  Todo eso y más constituye "el muro" que tenemos que atravesar para llegar a esa vida en celebración.  

En realidad, no es para nada un muro, es más bien un espejismo o una nube gris.  Pero nosotros, con nuestra creencia, densificamos ese espejismo hasta hacerlo duro como una piedra.  Y nos damos de cabezazos contra ella una y otra vez.  Tanto, que llegamos a sentir que nuestra vida es una especie de "día de la Marmota" eterno en el que no logramos encontrar salida al laberinto de nuestros mecanismos mentales.

Pues bien, según la tirada, estamos en unos días estupendos para meternos a derribar ese muro con toda la artillería a nuestra disposición.  

O a lo mejor ni siquiera hace falta...  A lo mejor la clave esta en el principio.


1.  Deja que tu fuente interna ilumine el camino.

Seguro que lo has visto/escuchado/leído mil veces, pero no está de más insistir (por mí, la primera): toda la dolorosa cháchara mental que muestra la carta central no es más que un espejismo.  Como acabamos de ver, somos nosotros quienes damos carta de realidad a lo que pensamos y, al hacerlo, lo materializamos y lo vivimos.  

Pero aquí caemos en la trampa del "te lo dije" (o más bien el "me lo dije") y de la profecía autocumplida.  Como hemos materializado lo que pensábamos, caemos en la trampa de creer que teníamos razón desde el principio y de creernos aún más que lo que pensamos es real.

La paradoja está en que podrías tener razón también con lo contrario.  Si has pensado B y has materializado B, ¿quién te dice que no podrías materializar C si lo pensaras?  Quien dice C, dice cualquier letra del afabeto.  Entonces ¿B o C son "reales" o simplemente las has materializado porque tu mente es una máquina de "fabricar" las cosas que piensas?

Me estoy liando un poco, pero todo esto tiene que ver con eso de que somos creadores y que creamos aquello en lo que nos enfocamos y a lo que damos fuerza con nuestra emoción.  Si eso en lo que nos enfocamos y a lo que damos fuerza es algo como lo de la imagen que nos muestra la carta central, ¿tú crees que vamos a crear una vida de celebración como la que nos muestra la última carta?  A mí me da que no.

Por eso los budistas han puesto siempre tanto énfasis en no darle bola a la cabeza ni a los pensamientos, sino en enfocarnos "más allá". O más bien "más acá" en este caso.  Se trata de ir a tu verdad, a tu esencia, a tu fuente.  Y, desde ese poderoso centro de energía, dejar que las nieblas de la mente (miedos, paranoias, etc.) se ablanden y se terminen desvaneciendo.  Así hasta que la carta central se aclare y vaya dejando paso directo a la vida de celebración de la última carta.

Estamos en tiempo de Escorpio y me temo que este proceso va a pasar por aceptar nuestra propia sombra para poder darnos cuenta de que tampoco somos esa sombra.  Ni santos, ni demonios.  Se trata de no creernos ninguna de las historias que nos contamos en nuestra cabeza.  Ni las maravillosas ni las terribles son del todo ciertas.  Solo son eso: historias, películas, fantasías... romáticas, comedias, tragedias griegas o incluso pelis de terror, pero pelis al fin y al cabo.  Esa es la famosa "matrix" y está en nuestra mente.  Y, como nuestra mente es nuestra, podemos darnos cuenta y hacer lo posible para no caer en sus trampas.  

Y hasta aquí puedo leer hoy.  Te deseo una lunación plena de consciencia y presencia.  Aprovecha para sumergirte en tu sombra (son días perfectos para ello) y disfruta sacando a la luz todas las "lañas" que te encuentres.

Ojalá llegue el día en que la primera carta y la última sean primas hermanas y la central se haya aclarado tanto que ni se vea.

Un abrazo, y... hasta las siguientes Consejas.


Hola, lo recibí bien y ya lo he escuchado.  Es la primera vez que me hacen una Lectura.  La verdad es que me ha resultado sorprendente, curioso y muy sorprendente; por la fuerza de las imágenes sobre todo.  Confío en saber sacarle partido.

Muchas gracias, Mariluz.

Mariluz Ortega

About the author

Hola, soy María Luz Ortega. Alma mater de "El Bosque Mágico de Ávalon". Gracias por pasarte por este Bosque tan especial. :-) Si quieres saber algo más, visita la sección "sobre mí" de esta página.