Cómo superar tu crush. Primera parte.

No sé si este artículo te ayudará a superar tu crush, pero al menos espero que te ayude a verlo de otra manera.

Aquí, la que suscribe, ya en plena menopausia, se encuentra inmersa en un potente y agudo «crush» desde hace unos meses.

¿Qué puñetas es un «crush»?

El «crush» es lo que venía siendo en nuestros tiempos el «estar pillada» por alguien (o también el «estar colgada» por alguien).

Esto del crush es peor que la gripe, te coge cuando menos te lo esperas. Por un compi, por un amigo o amiga, por un actor o actriz, por un cantante… Y sí, tiene un punto de «pillamiento» que puede resultar bastante doloroso.

 

El crush puede resultar doloroso

Como cuando te pillas el dedo con una puerta, efectivamente.

Podrías pensar que esto del crush es cosa de adolescentes, pero… el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

El del crush es un estado de obsesión por alguien.

Una obsesión más o menos pasajera que no distingue edades. De hecho, puedes tenerlo desde bien pequeñ@.

Puede llegar a ser tan incómodo e insoportable que, efectivamente, busques por activa y por pasiva cómo superar tu crush cuanto antes.

También es verdad que, con la edad, tiendes a llevarlo de otra manera.  Entre otras cosas porque, cuanto mayor eres, más ocupaciones tienes y más probable es que esas ocupaciones te ayuden a olvidarte de tu crush.

De adolescente, sin embargo, esto del crush puede ser un poco salvaje y, como ese adolescente que llevamos dentro nunca nos abandona, esa fuerza del crush puede cornearte en cualquier momento de tu vida.  Da igual que tengas 80 años; si estás viva, eres susceptible de sucumbir a un crush.

A ver cómo te lo explico… ¿tú has visto alguno de esos vídeos en los que aparece una moza “to buenorra” posando para una fotaza en la orilla de la playa (se masca la tragedia) y viene un pedazo de ola rollo tsunami y la revuelca por la arena o la estampa contra algo? Pues más o menos así es como se siente un crush a esas edades tan tempranas.

via GIPHY

En la madurez es un poco distinto pero, si te soy sincera, no sé si eso se debe al (supuesto) bajón hormonal o a la experiencia.

En mi caso (y mira que soy plutoniana) me decanto por lo segundo y te voy a explicar el porqué.

¿Se puede disfrutar del crush en lugar de sufrirlo?

Llega un momento en que, habiendo hecho ya cierto trabajo de consciencia y crecimiento personal, te ves con la maravillosa posibilidad de escoger entre dos opciones (en realidad son muchas más, pero básicamente se reducen a estas dos):

1. Entrar en la tienda de chinos más cercana y comprarte un cilicio para fustigarte por patética. (Digo yo que en los chinos tendrán cilicios, que tienen de todo. Pero si no tienen… pues te pasas por el sex shop más cercano y te surtes de cueros varios. Puest@s a sufrir… yo te doy ideas).

2. Te preparas un buen barreño de palomitas y te dispones a disfrutar de la jartá de películas que tu mente y tu ego se van a montar sí o sí al respecto de la persona en cuestión.

Yo he optado por esta segunda posibilidad y doy fe: me lo estoy pasando pipa.

Te pongo un ejemplo

De hace un rato, de hecho, que me ha pasado mientras intentaba echarme una siesta.

Mi crush es un chaval con el que a veces me cruzo cuando salgo del metro, camino del trabajo. Y fuma, (que le he visto yo).  El tabaco es algo que me supera, pero me da igual, esto es un crush: un amor platónico tan poco probable que tiende a verse como imposible casi por definición.

Solo con este mínimo detalle, la mente y el ego ya tienen más que de sobra para tirar de guión y hacerte historias para 10 temporadas de series.  Por lo menos.  Porque, claro… lo del tabaco se presta mucho a cosas del tipo “¿Y si un día te pide fuego?»  (WTF ¡que yo no fumo!)  «Anda, harfavó y mete un mechero en la mochila, por si acaso.  O unas cerillas.  ¡O un pedernal o algo!”

En dependiendo del grado del crush y de la edad a la que te pille, capaz eres de hasta empezar a fumar y todo…

Pero claro, cuando ya tienes unas tablas y observas a la cachonda de tu mente inventarse historias, te puedes encontrar descojonada de la risa en plena siesta respondiéndote a ti misma algo de este estilo:

¿Un mechero? Jajajaja. Anda… mete mejor un desfibrilador, que con lo que tú eres y la edad que tienes, te pide fuego y se te para el corazón allí mismo, en mitad de la acera”.

“Espera, no, mejor (y más fácil) llénate la mochila de mecheros. Así, si te pide fuego, los vuelcas todos en la acera para que vaya escogiendo y, mientras, lo mismo se te pasa la embolia y puedes hablar y todo”.

Incluso cuando ya estás en modo risión y monólogo del Club de la Comedia, la mente sigue creyendo que es la maestra de la estrategia y te va a plantear cosas como estas.  Puede que no las veas igual de absurdas, pero te aseguro que la mayoría lo son.

Y así todo el rato…

Me miro a mí misma, me veo con esa energía típica adolescente hablando con una amiga en plan “tía, tía, tía, que hoy he visto a mi crush” mientras hago aspavientos con las manos como si fuera a echar a volar… y me descojono toa.

 

El mejor remedio para superar tu crush.

Ríete de tu cabeza y de las tontunas que se le ocurren, de verdad.  Es el mejor remedio.

Tengo que decir que los encuentros con mi crush son un poco los encuentros del Padrón: unos días se dan y otros non. De hecho, la mayoría de días son que “non”. Pero chica, el día que sí veo a mi crush, voy con una sonrisa de oreja toda la mañana. Me alegra el día la tontería.

Y aprovecho cada vez que me acuerdo de mi crush para agradecerle su existencia, para bendecirle y desearle toda la felicidad del mundo mundial y más (la criatura se la merece, aunque solo sea por tener una admiradora tan cansina).

(Sí, mi mente también piensa en si le gustaría de esa guisa… es parte de los juegos de la mente).

Además de para echarme unas risas y subirme la vibra de vez en cuando, esta situación me ha ayudado también a darme cuenta de cómo funciona el mecanismo de las PROYECCIONES.

Es flipante.  Tú no sabes lo que pueden llegar a dar de sí esos 3 o 4 segundos de cruzarte con alguien en el camino del metro al trabajo. ¡Y sin mediar palabra! Te da tiempo a proyectar ahí hasta la trilogía de El Señor de los Anillos. En versión extendida. Con los comentarios del director y todo.

Pero eso lo dejo para el siguiente capítulo, que me he quedado sin palomitas y, como publicaba el otro día, tengo que pasar por wallapop, a ver si encuentro un vestido apropiado para la alfombra roja del estreno de esta mega producción que me arma mi cabecita a la que me descuido…  Nada ostentoso, claro.  Algo así, sencillito.  Como las historias que se monta la mente en sí mismas… 🤣🤣🤣

 

He visto por ahí consejos en plan «consultorio de Elena Francis» para las personas aquejadas de «crushitis aguditis» y casi todos están orientados a «cómo olvidar a tu crush».

Spoiler alert: para superar tu crush date cuenta de que todo lo que ves en él, lo estás poniendo tú.

Yo me inclino más a que te des cuenta de que todo eso que le ves de maravilloso a tu crush (sobre todo si no le conoces) lo estás proyectando tú.  Así que bendice a tu crush porque te permite sentir viva (o vivo) y dale las gracias por hacerte de pantalla.

Dale la vuelta a la sensación, deja de sufrir tu crush y empieza a disfrutar de esa sensación aparentemente absurda de felicidad sin sentido (y sin drojas).

Si en algún momento eres capaz de sentir esa sensación sin depender de tu crush… te habrás graduado summa cum laude en crushes for ever.   Porque en realidad tu crush, si lo utilizas bien, es solo un catalizador que te ayuda a darte cuenta de que eres capaz de amar.  Aunque sea un poco en la teoría nada más, pero por algo se empieza…

Pero no te quiero hacer más spoilers, que ya me he enrollado bastante. Así que… lo demás te lo cuento en el siguiente capítulo de «mi crush».

Ains… 💚💚💚 qué mono es mi crush, podió. 😂😂😂

via GIPHY

(Perdón, quería decir «qué mono me parece mi crush cuando le veo». ¿Ves? Ya estoy proyectando otra vez…)

Por cierto, prenda…  ¿Y tú?  ¿Cuál ha sido/es tu último «crush»?  No hace falta que sea alguien que conoces, puede ser algún actor de una serie que te encanta (o actriz), por ejemplo.  O cantante.  O whatever.

Cuenta, cuenta… que para eso están los comentarios (estamos en familia).

Continuar leyendo «Cómo superar tu crush. Primera parte.»

Sacar el máximo partido al mes libra

¿Cómo puedes sacar el máximo partido al mes libra?

Me he pasado el verano dándole vueltas a cómo entregarte algo más aparte de las Consejas semanales y… esto es lo que se me ha ocurrido: vídeos mensuales para cada signo.

Y ya que los enfoco a cada signo… ¿por qué quedarme con el mes del calendario y no con el mes que cubre un signo en concreto?  De momento, lo voy a hacer de la segunda manera y empezamos con los vídeos para el mes libra.

Pero no son los típicos vídeos predictivos en los que te digo lo que te va a pasar ese mes libra.  Para nada.  Eso no me lo creo ni yo y, además, no creo que te sirviera de mucho.

En su lugar, te ofrezco una especie de «vídeos-palanca» mensuales en los que apoyarte para mover tu mundo 😉, ya que cada tirada de cada vídeo está orientada a darte pistas sobre dónde puedes poner el ojo de tu atención para que allí se dirija la bala de la transformación.

Espero que, aparte del proceso que que siempre puedes seguir con las Consejas, estas sugerencias de foco mensuales te abran otra vía de evoluzión y que la sigas con alegría. 

Aquí te dejo los enlaces a cada uno de los 12 vídeos para este mes libra que va del 23 de septiembre al 23 o 24 de octubre (depende de tu lugar de residencia).

♎️ LIBRA
♏️ ESCORPIO
♐️ SAGITARIO
♑️ CAPRICORNIO
♒️ ACUARIO
♊️ PISCIS
♈️ ARIES
♉️ TAURO
♓️ GÉMINIS
♋️ CÁNCER
♌️ LEO:
♍️ VIRGO

Si te gustan, ya sabes que puedes hacer dos cosas:

  1. Suscribirte al canal de Youtube cuando estés allí viendo tu vídeo y darle a la campanita para recibir aviso cada vez que haya un vídeo nuevo.
  2. Pasar de Youtube y suscribirte directamente a este Bosque Mágico, que ya te aviso yo por email cada vez que tenga tanda de vídeos nuevos (y, de paso, puedes aprovechar también los correos semanales de las Consejas).
    Si todavía no estás suscrita@, puedes hacerlo pinchando aquí.

 

sacarle partico al mes libra

El beso de amor verdadero (una lectura diferente).

El beso de amor verdadero…

… es la herramienta fundamental que no debe faltar entre los recursos de todo príncipe de cuento que se precie. ¿Lo recuerdas?  Te lo contaba en mi último vídeo.

Te lo dejo aquí por si no tuviste oportunidad de verlo y te apetece echarle un ratejo.  Te lo puedes escuchar sin verlo si no tienes demasiado tiempo, como si fuera un podcast.

 

Uno de los papeles del masculino en los cuentos.

Como te cuento en el vídeo, uno de los papeles de los príncipes en muchos de los cuentos que han llegado a nuestros días (al menos en su versión más disneylándica y light) es la de desfacer entuertos y ofrecer soluciones para los problemas.  Al más puro estilo MacGiver o súper héroe, el masculino aporta sus soluciones y, una de las más solicitadas y efectivas de entre todas las de su arsenal en los cuentos es, sin duda, el beso de amor verdadero.

Pues vamos a ver el porqué basándonos en la típica historia estilo La Bella Durmiente, en la que el príncipe aparece para besar a la princesa y romper el hechizo con uno de estos besos.

Aquí hay algo que no me encaja…

¿A ti te encaja la situación? A mí, sinceramente, siempre me ha parecido un poco rara…

Visto desde la perspectiva actual, esto de besar princesas inconscientes hoy en día le podría costar al príncipe una buena denuncia y eso es lo primero que me choca (y lo que ha sido fuente de polémica con este cuento, por lo que he podido ver por internet).

Pero no nos alarmemos, que tampoco parece la cosa para tanto. Las historias que Disney nos lega en realidad relatan besos bastante castos, que no parecen para nada el preludio de una peli porno.

Ese beso inocente podría ser un beso de cariño, como el que le das a un bebé, a alguien de tu familia o a un familiar cercano.

Pero claro, la princesa no es un bebé. Ni tampoco un niño. Ni alguien de la familia del príncipe.  Ni siquiera una amiga cercana.  Por eso me sorprende que el príncipe pueda darle un beso de estas características (amor verdadero) a una señorita a la que no conoce de nada y que se acaba de encontrar… tú me dirás de dónde le va a salir ese amor verdadero sin saber ni siquiera cómo se llama la criatura.

¿O tú vas dando besos de amor verdadero así, a tutiplén, a troche y moche, sin ton ni son, como si no hubiera un mañana? Me da a mí que no…

Y aún así, el beso surte efecto y rompe el hechizo.

¿Por qué?

Pues, si te digo la verdad, no tengo ni la más remota idea. Pero sí que me ha recordado algo súper importante que he podido ver en ello.

No me voy a meter en jardines que no me tocan sobre la intención tradicional del cuento sino que lo voy a interpretar según el hilo que venimos siguiendo: el de la relación entre tu femenino y masculino internos.

¿Y si ese amor verdadero es el que ha de surgir entre ellos?
¿Y si ese amor verdadero es lo que típicamente calificamos como «trascendencia de la dualidad«?
¿Y si ese beso de amor verdadero lo pones tú?
¿Y si ese beso de amor verdadero e inocente (como el que darías a un bebé) representase nada más y nada menos que la ausencia de juicio en todo esto?

Entonces el famoso beso de amor verdadero es otra historia totalmente diferente ¿verdad?

Un beso alquímico.

Pues esto es lo que vamos a hacer simbólicamente en el taller del próximo domingo (2 de junio): vamos a realizar esa alquimia, a convocar ese beso de amor verdadero entre tu masculino y el femenino internos.

Cuando tus dos polaridades no se juzgan la una a la otra sino que se aman, puedes utilizar ambas, cada una en su momento, sin conflicto ni sufrimiento.

Cuando no juzgas ni condenas a ninguna de las dos en ti…¿cómo crees que será tu relación con el sexo «opuesto» y con tu las personas de tu mismo sexo?

Las dos polaridades en ti (y en el mundo en general) piden a gritos colaboración, reconocimiento y amor verdadero.

Este es un proceso que comienza en ti primero y que se extiende a tod@s tus compañer@s y que vamos a poner en marcha el domingo desde el humor y el juego.

¿Te apuntas?

Házmelo saber para reservarte plaza.  Si te apuntas antes del jueves, tienes descuento.

Tienes más información aquí, en el evento de Facebook.

Consejas para la semana del 14 al 20 de enero.

Seguimos en el proceso y en el camino a nuestra meta pero esta semana podemos poner el foco en la transformación necesaria para llegar a ella.

¿Crees que el tú que eres hoy puede conseguir ese objetivo que te has propuesto?  A lo mejor es necesario que cambies algo de ti para poder llegar allí donde quieres.

Por otro lado… no te olvides de compartir para darte cuenta de que eres abundante.

Te lo contaba en el directo:

Ya sabes que este es solo el aperitivo y que después macero más las consejas y elaboro un correo exclusivo para suscriptores de El Bosque Mágico con más información por escrito y un vídeo adicional: las consejas ampliadas.

Para recibirlas cómodamente en tu bandeja de entrada solo tienes que dejarme tu nombre y el email al que quieresque te las mande en este formulario (no olvides confirmar tu correo, que sin ese paso no te puede llegar nada).

Dónde están los hombres.

Dónde están los hombres.

Cualquiera que acuda frecuentemente a cursos de crecimiento personal (o de espiritualidad) sabe que a estos cursos acuden mujeres en un porcentaje muy elevado, mayoritario e incluso exclusivo.

Que nos mola a nosotras esto de la evolución, parece ser…

Ya sabes cómo somos: nos emocionamos, nos liamos a hablar, avanzamos juntitas, nos lo contamos todo… Metemos el turbo, nos liamos a correr y a evolucionar como posesas y no nos damos ni cuenta de que nos hemos quedado más solas que una.

Ese momento impactante.

Llega un momento en ese camino evolutivo tan apañao y tan emocionate en que notas como cierta ausencia de algo… Te paras, miras a tu amiga y le dices “tía ¿y los chicos?

Bueno, no. Más bien dirías: tía ¿y los hombres? Porque a estos temas te sueles arrimar más cuando te acercas a la madurez que con 20 años (ya, ya sé que hay excepciones).

El caso es que tu amiga y tú os paráis allí donde os haya pillado la reflexión y miráis atrás. Y tu amiga (perdón por el «loísmo») te dice: “míralos, por allí vienen”.

dónde están los hombres

Continuar leyendo «Dónde están los hombres.»

El futuro «es una trampa».

Si ya me conoces desde hace un tiempecito…  Seguro que no te soprenderá nada lo que te voy a confesar.

Ahí va:

Cada vez que alguien, en consulta de Registros o de Tarot, me hace una pregunta sobre futuro… me viene a la mente la cabeza de un calamar galáctico gigante.  Vestido de blanco.

Espera.

Antes de que te apresures a llamar a loquero de guardia, te diré que no se trata de la cabeza de cualquier cefalópodo marino sino la del mismísimo Almirante Ackbar de Star Wars, gritando «¡es una trampa!»

Continuar leyendo «El futuro «es una trampa».»

El ego espiritual.

Aprovecho todo el mogollón del cogreso «Being One» para reflexionar un poco sobre las trampas del desarrollo personal.

Os dejo con Borja Vilaseca, que lo explica muy ricamente.  Lo hace con mucha gracia y desde el eneagrama, pero da igual que no sepas de qué va la vaina.  Seguro que te puedes sentir reflejado en más de una…  😉  A mí me ha pasado.

 

Las 3 claves (y 1/2) del desarrollo personal

Hola, me llamo Mariluz Ortega y tengo un chiringuito orientado al desarrollo personal: El Bosque Mágico de Ávalon.

Así va (de momento) mi «elevator speech», que es el que ha tirado de la manta para escribir este artículo.  «Elevator speech» es ese un mini discurso que, según los gurús del emprendimiento, debe resumir concisa y claramente a qué te dedicas.

En realidad es «elevator pitch», que es como más breve y conciso.  Pero ya sabes lo que tengo yo de breve… más bien poco.  Me pega más lo del «speech»

Por ejemplo: «me llamo Darth Vader.  Soy un Lord Sith especializado en ayudar a los emperadores a dominar la galaxia mendiante el uso indiscriminado del lado oscuro de la fuerza».

Bien claro y bien conciso.  (Cualquiera le lleva la contraria; te suelta lo de «su carencia de fe resulta molesta» y te deja la tráquea hecha un cromo.)

elevader-speech

Continuar leyendo «Las 3 claves (y 1/2) del desarrollo personal»

¿Cómo se mide el crecimiento o desarrollo personal?

Se supone que «El Bosque Mágico de Ávalon» es un lugar dedicado al crecimiento o desarrollo personal, desde la creatividad y el juego. (Al menos es lo que siempre digo cuando intento describir de qué va este proyecto).

Pero ¿cómo se mide el crecimiento/desarrollo personal?  Llevo semanas dándole vueltas a ese tema.

También llevo meses leyendo blogs de emprendimiento y he visto que, en casos como este, los expertos siempre recomiendan acudir a personas que tengan cierto grado de «autoridad» en la materia.

Por una vez en mi vida, he decido hacer caso a los expertos y he preguntado a la que, para mí, es la mayor la experta en materia de crecimiento.

¡¡ Y me ha contestado !!

Continuar leyendo «¿Cómo se mide el crecimiento o desarrollo personal?»