Las serpientes del logo

Os quiero contar el porqué de las serpientes del logo de El Bosque Mágico.

De paso, os felicito el solsticio.

Y como colofón, voy practicando con la webcam que me acabo de instalar para poder atenderos por skype si es menester…  😉  La calidad es un poco cutre de momento, sorry, pero por algo hay que empezar.

Cuando creas un proyecto, tienes que darle un nombre.  Es como cuando nos dan nombre a nosotros: con ese nombre reconoces que el proyecto “ha nacido”.  En el caso de “empresas” y similares, además del nombre necesitas darle un logotipo; un logo (“letras que representan el nombre de una empresa” en su etimología) para utilizar como imagen de perfil en las redes sociales, en las tarjetas de visita, etc.

No se me ocurría nada.

Pero nada de nada.

Una noche, con los Registros abiertos, me vinieron las serpientes “a visitar”, empecé a buscar imágenes con serpientes en internet y me acabé decantando por el Auryn que ahora mismo aparece como distintivo del Bosque Mágico.

las serpientes del logo

Fue una elección por pura resonancia, sin lógica aparente.  Pero después ha ido tomando sentido.

Resueno muchísimo con las serpientes como símbolo, son muy avaloneras.  En el libro “Las Nieblas de Ávalon” los iniciados en la isla de cristal se reconocían por las serpientes tatuadas en las muñecas.

Crecimiento personal y relación femenino-masculino.

Representan para mí la energía (se mueven como la típica onda electromagnética, de forma sinusoidal) y el crecimiento (deben dejar su piel atrás para crecer).  Entre otras cosas.

Y, dentro de esos dos significados, en el Auryn tenemos dos serpientes: una dorada, a la derecha y otra plateada, a la izquierda.

Para mí, la serpiente dorada significa la energía masculina, solar, ascendente (y en la parte derecha); y la serpiente plateada significa la energía femenina, lunar, descendente (en la parte izquierda).

Ambas entrelazadas y surgiendo la una de la otra (o engulléndose la una a la otra).  Es algo parecido al famoso símbolo yin/yang pero en versión serpentil.  😉

Rematando la jugada, sus cuerpos esbozan el símbolo del infinito y, a la vez, todo parece contenido en un círculo.

¿Se puede pedir más?  Es perfecto para simbolizar una de las misiones de este Bosque Mágico, orientada a la sanación de la relación entre masculino y femenino.

 

Si tienes algo que decir, aprovecha y cuéntanos.