Friki meditación del corazón.

Lo prometido es deuda y quedé en entregar esta friki meditación del corazón hoy, así que aquí la dejo. Por si a alguien le pudiera resultar útil. 😉 Es la primera vez que publico algo así y no sé si servirá para algo. Me da una vergüenza espantosa, os lo confieso. Mi mente siempre bulle de tontunas como esta y nunca me había atrevido a compartirlas. Hasta hoy. Y me ha costado lo mío… Llevo todo el fin de semana remoloneando para no ponerme y al final lo que os pongo es lo que ha salido del tirón, sin filtros. (Eso sí, entre juntar los audios y editarlos llevo toda la tarde, me ha costado diez veces más editarlo que grabarlo).

Más que una meditación es una visualización, orientada a descubrir cómo está tu corazoncito en este momento. O sea, para ver cómo están tus emociones, si tienes alguna herida de la que ahora mismo no eres consciente, si hay por ahí algún miedo oculto… Pero no lo vamos a ver de una manera directa.

Puedes escucharlo en Youtube haciendo clic en el video de debajo.  O puedes acceder al audio haciendo clic aquí.

He preferido dejar muy abierta la información que pueda llegarte para no condicionarte. Originalmente mi intención era hacer algo más específico, pero así me ha salido y así lo dejo para poder entregar a tiempo. (Vamos, para poder entregar en realidad, que si lo dejo y no publico hoy, no lo publico nunca, para mí esto es todo un reto).

Prepara papel y boli, lápiz y pinturas si quieres sacarle partido al diagnóstico. Me ha salido una friki meditación larga, como de media horita, así que échale paciencia. Abre tu mente a la información que llegue y en la forma que llegue. El lenguaje de cada uno es diferente: unos son más de fotos, otros de pelis, otros de audios o canciones…  No pongas filtros, deja que te lleguen cosas a la mente: sabores, olores, situaciones, una peli, una imagen, sonidos, canciones, recuerdos… Nunca sabes cómo tu subconsciente te puede entregar la información.

Siéntate recto en un sitio cómodo y en un momento en que no preveas interrupciones y déjate guiar.

Una vez terminada, haz uso del papel y apunta, dibuja… Lo que salga. Aprovecha que tienes la información fresca para apuntar lo que haya llegado. Son pistas sobre lo que te está pasando emocionalmente en este momento. Si no lo entiendes ahora, seguramente en los próximos días podrás comprenderlo.

Después de esta sesión y pasados uno días, yo realizaría una sesión de intenvención sobre el diagnóstico, pero eso sería más personalizado, creo.

Saltando al vacío.

Ya me contarás si te ha sido de alguna utilidad o si es una patata… En cualquier caso habrás pasado media horita de relajación, que nunca está de más dado el nivel de estrés que habitualmente llevamos.

Si has visto algo interesante, me encantaría que me lo contaras. Y si no te ha servido de nada… Siento haberte hecho perder el tiempo. Esto es un experimento y ya sabes… A veces tienen éxito y otras son fiasco.

Si tienes algo que decir, aprovecha y cuéntanos.