El postureo espiritual.

En nuestro mundillo hay mucho postureo espiritual.  Somos espirituales porque tenemos espíritu, no por la forma en que nos vestimos o por lo que comemos.

En “El Bosque Mágico de Ávalon” somos todos muy espirituales.  (Como todo hijo de vecino con espíritu, claro).

Dos pilares fundamentales nos sustentan:

– Uno: el portal de Ávalon (que para eso lo tenemos en el nombre del chiringuito).

– Dos: el sentido de Humor (y del Amor).   Porque es justo y necesario.  Y que no nos falte nunca.

Desde estas premisas es natural que nos requetechifle J.P. Sears y su serie de videos “cómo ser ultra espiritual”.   Me temo que están en inglés pero el primero sí que tiene subtítulos en castellano y puedes activarlos para echarte unas risas a costa del postureo espiritual.  Sears lo retrata perfectamente bien.

Que lo disfrutes.  😉

En realidad no hay que hacer nada para ser “espiritual”: ya tienes espíritu ¿no?  Así que, como diría José Mota: “que sepas que, ser espiritual, eres”.  😉  Te vistas de verde, de naranja o de amarillo.  Te cures con flores de Bach o con antibióticos.  Lleves vestidos vaporosos y livianos de algodón ecológico o pantalones punkies.  Quemes inciensos o contenedores.  Comas ensaladas o hamburguesas.  Bebas infusiones de hierbas recogidas por ti mismo en el Himalaya o Cola Cola.

Niveles espirituales.

Qué “niveles” espirituales ni qué gaitas.  No eres más espiritual que tu vecino porque pongas mantras tibetanos en tu compact disc y él se pase el día escuchando “reguetón” o “jevi metal”.  Tampoco eres menos espiritual que tu maestro de meditación.  Todos tenemos espíritu y todos somos espirituales.  Todo lo demás es puro postureo.

Hay mucho supuesto maestro que va de muy espiritual y luego no tiene el más mínimo respeto por el prójimo o por el entorno.

Te puede gustar más la homeopatía que la medicina halopática occidental como a uno le gusta más el Betis que el Sevilla.  O abrazar a los árboles porque te mola y lo sientes, igual que algunos van a ver cuadros al Museo del Prado o leen poesía porque lo sienten también.

Me encanta esta serie de videos de J.P. Sears porque deja muy a las claras que tenemos mucha tontería con esto de “ser espiritual”.  Desde el humor.  Desde el cariño.  Pero lo deja muy clarito.  Que no se nos olvide, que muchas veces tendemos a creernos mejores que el vecino porque de vez en cuando vamos a yoga o quemamos un incienso.

Si os ha gustado J.P. Sears y controláis un poquito de inglés, no olvidéis suscribiros a su canal de Youtube: “Awaken with JP

Os dejo con otro de sus videos.  Sólo tiene subtítulos en inglés, me temo.  Pero los comienzos son demoledores: “las tres cosas más importantes de mi vida son Dios, mi familia y mi cuenta de Instagram.  Y no necesariamente en ese orden“.  XD  El video te cuenta cómo tomar fotos de Yoga para Instagram.  😉

Si tienes algo que decir, aprovecha y cuéntanos.